Hoy  mi querida Cristina CB me lo ha puesto fácil. Tan fácil como reproducir su blog de ayer, en el que me hace copartícipe y coprotagonista. Nuestro akelarre sigue en marcha, así que no hay nada que podáis hacer contra las fuerzas de la belleza, la inteligencia, el cariño y la risa juntas. Lo siento…