Sal de rebajas y cómprate un abrigo camel

Si no lo tienes ya, estás tardando. Los hay caros y baratos, más largos o más entallados, clásicos o con un toque original, pero de lo que no cabe duda es que será una inversión a largo plazo. Camel+gris=Combo ganador.