Lo único que puede hacer daño a una mujer son sus tacones.

Hoy es el Día Internacional de la Violencia de Género y a mi el nombre éste me hierve la sangre. Intuyo que es “de Género” por eso de ser políticamente correctos y por llamar las cosas así como por la puerta de atrás. Es casi tan absurdo como la festividad del Solsticio de Invierno que se ha sacado la Colau de la manga de la chaqueta (esa cosa rancia que lleva siempre puesta) para  llamar a la Navidad que en todo el mundo se llama así: Navidad, Nadal, Christmas, ….

Y digo que es algo que me saca de mis casillas, porque debe ser del género tonto, cuando el colectivo afectado por la violencia siempre es el mismo y las que ya se cuentan por decenas que están este año en la tumba son sólo mujeres. Así que no me vengáis con mandangas, que lo que se intenta disfrazar es que son a la MUJERES a las que amenazan, pegan palizas, maltratan, humillan y, al final, desgraciadamente matan.

Cierto será que habrá algún pobrecillo por ahí al que su mujer lo ponga mirando palbacete cuando él quiera mirar pa cuenca, pero son anecdóticos, estadísticamente irrelevantes y desde luego no abren los telediarios día sí y día también. 

Hoy se habrá escrito mucho desde muchos ámbitos intentando poner arreglo a esta asquerosa lacra de machismo que todavía impregna nuestra sociedad, y que no se solucionará fácilmente. Las estadísticas son devastadoras, y me da pavor solo pensar que puede estar ocurriendo en el piso de al lado. Y seguro que está ocurriendo.

Así que, de momento sólo nos queda defendernos, con uñas y con dientes. Tolerancia cero, ninguna referencia a ello ni en broma. Y ayudarnos mucho. Y apoyarnos mucho. Y discriminar al agresor y hacer de él un paria social. Señalarlo como indigno, despreciarlo y marginarlo. Al margen de hacer que caiga sobre él todo el peso de la justicia.

Y no me valen de ninguna manera las excusas que ponen todos los hombres cuando se debate de este tema en una reunión de amigos o familia: que hay mucha denuncia falsa de mujeres que intentan aprovecharse de ello. No es cierto. No diré que no existen, porque alguna canalla hay, pero según los informes policiales no suponen ni el 1% del total. Así que no cuela. La violencia contra las mujeres es una realidad aunque queramos disfrazarla de género. 

Facebook me ha venido a recordar que hace un año publiqué esta imagen que había encontrado Laurita por ahí, y que viene muy ad hoc a mi personalidad y a este blog. Además, somos de la opinión que unos buenos tacones pueden ayudarte a defenderte de tu agresor y, si te los quitas, puedes correr todavía más rápido.

  

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. zalman5k dice:

    Muy buena entrada!
    Te invito a leer esta que escribi hace unos dias http://zalman5k.com/2015/11/14/ese-tonito/
    Feliz noche!
    Zalman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s