Hoy  mi querida Cristina CB me lo ha puesto fácil. Tan fácil como reproducir su blog de ayer, en el que me hace copartícipe y coprotagonista. Nuestro akelarre sigue en marcha, así que no hay nada que podáis hacer contra las fuerzas de la belleza, la inteligencia, el cariño y la risa juntas.

Lo siento mucho por los tristes y los malvados, pero esta es la magia de las brujas (buenas).

Por cierto, Pura L. te espero con el ansia viva….

 redcarpet

miécrisrcoles, 27 de agosto de 2014

Brujas, S.L. (Sin Límites).

Anoche vi una película de miedo con mis hijos. La única que no pudo dormir, fui yo. Así que esta mañana le he preguntado a Ariel si él no valoraba, ni siquiera tangencialmente, la posibilidad de que se manifiesten espíritus y fantasmas. Me ha mirado socarrón y me ha contestado: “Mamá, los mayores están todo el día quejándose de lo mala que es la vida, así que no creo ni por un segundo que, después de muertos, quiera volver ninguno… Claro que, tras ver la cara que tienes esta mañana, igual me replanteo la existencia de espectros.”… Pasando por encima de la grosería, seguí indagando y le dije: “¿Y en la magia?. ¿Crees en la magia?”. Muy serio me ha replicado: “Sí, en eso sí: cada vez que consigues hacer unos San Jacobos sin que arda el aceite…”.

Invariablemente he creído en la magia. Estoy convencida de que se manifiesta cada día pero estamos tan absorbidos por lo urgente que lo importante se nos escapa. Ha habido mucha en mi vida estos últimos meses que ha provocado que conozca a personas de cuento: Nuria, Esther, Begoña, Yolanda y Tania (que han traído consigo seres fantásticos y talentosos, manías nuevas, adicciones subrayadas, fuerza, poesía e incluso la promesa de conocer a dos vikingas tremendas que hacen que sonría sólo con la perspectiva). Y todas, somos brujas y somos magas y no hay princesas perezosas ni niñas perdidas y aunque a veces nos despistemos, acabamos encontrando belleza y diversión en el desvío. Los descreídos llamarán casualidad a la concatenación de hechos que ha tenido que producirse para que mis correligionarias y yo nos encontremos pero casualidad es encontrarte a un paisano en Londres, la conexión inmediata con personas absolutamente desconocidas hasta ese momento, es magia. Y si ha sido el Universo el que ha confabulado para unirnos, ya os digo yo que las conclusiones de nuestras reuniones deben ser consideradas como verdades universales y reflejarse en un Grimorio como encantamientos efectivos para alcanzar el estado de bienestar absoluto. Y os adelanto varios:

1.- Hay que imitar al líder, pero sin pudor y tomando nota. La educación, el saber estar y la elegancia se aprenden. Cualquiera que sea tu meta: busca al mejor y haz lo mismo que él. Innovar es para genios y ya sabemos que los genios son muy útiles pero viven encerrados en lámparas maravillosas y su vida social no da para ser perseguidos por el cura y la Inquisición. No pierdas tiempo y esfuerzo tratando de ser más que otro: cópialo y, cuando lo hayas logrado, pon tu toque personal.

Eso implica, para que quede claro, que a nosotras, las magas majas, en igualdad de condiciones, los bellezones nos caen mejor. Lejos de validar el tópico que dice que las mujeres nos envidiamos, cuánto más mona y arregladita es tu amiga más podrás instruirte tú. Y que conste que la definición de belleza es “el conjunto de cualidades de las cosas o de las personas, cuya manifestación sensible produce placer, deleite o admiración”, así que ahí cabemos guapos y feos. No hay excusa para no anhelar ser fuente de inspiración.

2.- Quiere a las personas no sólo por cómo son contigo sino, sobre todo, por cómo eres tú cuando estás con ellas. Mi mejor amiga de los tiempos eternos me dijo una vez que yo era una mezcla entre el personaje de Reese Whiterspoon en “Una rubia muy legal” y el de Nicole Kidman en “Los otros”. Teniendo en cuenta que creo que somos amigas porque caminamos por Mundos Paralelos y ello implica que no podemos tener ni enfrentamientos directos ni la esperanza de entendernos, me limité a captar la esencia de la comparación, darle las gracias (porque no es necesario comprender a alguien para quererlo y esperar lo mejor de él) y ligar ambas películas a un mismo recuerdo, que ya es difícil… Cuando pierdo mi esencia, cuando no recuerdo quién quiero ser, las veo (la primera peli más que la segunda, la verdad, porque he de confesar que sospecho que la similitud con Nicole se limita al pelo, al vestir de negro y a la mirada de mal genio que pone de vez en cuando), evoco la imagen que tiene de mí una de las personas que más me aprecia y modifico mi actitud sombría para aspirar a merecer ese concepto.

Preguntad a quien os estime que identifique vuestra personalidad con una canción o con una película y escuchadla o visionadla de vez en cuando para refrescar esas cualidades que tenéis y que os hacen “queribles”. Es una inyección de energía veros con los ojos cariñosos de otros.

3.- Si crees que no puedes con algo, sé rotunda, utiliza hechizos sin pudor (una llamada para mandar a hacer puñetas a quien te amargue la vida cuenta como hechizo y contará como tal hasta el día que alguien consiga hacerme entender que el móvil no es una varita mágica que te pone en contacto, te hace llegar a sitios, te descubre secretos, te hace reír, te hace llorar… ¡¡¡y además brilla!!!) u organiza un aquelarre para unir fuerzas, con brebajes (desde que le ponen tanta hierba a los gintonic, y tantas medidas de especias, pueden ser considerado como pociones) y  risas (ya habrá quien las considere siniestras y le dé su toque “brujeril” porque la alegría a veces es sospechosa para gentes confusas)… Eso sí: lo más cercano a una escoba tendrá que ser el cepillo de la máscara de pestañas.

P.D: Nuria, Esther, Begoña, una tarde con vosotras supone abrir las puertas de la Iberia antigua, convertir a Begoña en sirena, cruzar autovías caminando, abrir coches con llaves viajeras, hacer aparecer y desaparecer teléfonos que no se han movido, comprar en China, entrar furtivamente en aparcamientos desiertos…

Yolanda, un día contigo es concentrar mil experiencias en una conversación alegre, es ver la energía expandiéndose en colores, es descubrir la poesía a gritos, es sonreír con los recuerdos tangibles que regalas cuando te casi vas (porque los trenes cambian su destino para ti y, sobre todo, porque nunca te alejas)…

Tania, unas horas contigo es adquirir sabiduría, suspirar para avivar el fuego, descubrir poderes ancestrales, es ver el camino y disfrutarlo, es ponerte el traje con superpoderes y activarlos.

Nuria pisa fuerte en http://www.lascarries.wordpress.com/

Yolanda se desliza en http://www.yolandasaenzdetejada.com/

Tania te empuja desde http://taniaevans.es/

REP.D.: PURA L. te hemos reservado un sitio…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s