Cepillos siempre limpios

Ainssss, de nada nos sirve lavarnos el pelo y cuidarlo hasta casi la extenuación si después nos lo peinamos con cepillos y peines que literalmente ‘tienen más mierda que el palo de un gallinero’. Y es que en nuestros útiles capilares se acumula grasa, descamación, suciedad, pelos, restos de lacas, espumas, mascarillas, aceites, que hace…