Con el dinero que tienes y lo mal que vistes.

Lo he estado evitando pero es que no puedo. Ahora que han cerrado durante un par de meses el hotel donde como habitualmente, me he hecho asidua al tupper-office y mientras me como mi ensaladita o mi verdura del día desconecto 30 minutos viendo Corazón, Corazón en La Primera (que ya bastante tenemos con noticias…