Por fin… VACACIONES!!!!

Qué ganas, qué ganas, qué falta me hacen… parecía que no llegaban nunca pero por fin estoy de vacaciones. Dos semanas, dos, enteritas para disfrutar de mi misma y de dos de mis mayores pasiones: la playa y los buenos hoteles. Porque no nos engañemos, estar de vacaciones en casa está bien pero no es…