Un truco para ahorrar

Hoy os cuento un par de trucos relacionados con la máscara de pestañas, que harán que os dure un poquito más o incluso varios meses más, y que su uso sea más fácil.

Empiezo contando que para mí las mejores máscaras de pestañas con diferencia de todo el mercado son las de Lancôme. Seguro que tenéis otras preferidas, pero yo he probado todas, las caras y las baratas, y no hay mejores que las de esta marca del grupo L’Oréal. Y no valen las otras del mismo grupo. Las de otras marcas (como Helena Rubinstein o L’Oréal propiamente) no son iguales ni parecidas ni de lejos. Así que hay que ir a las de Lancôme. De entre todas, yo gasto las que son waterproof porque son las únicas que se mantienen en mis pestañas. Con las normales, acabo la tarde con los ojos como un oso panda, por no hablar de cuando me lloran un poco y termino con toda la máscara rodando por mis mejillas.

Y de todas las waterproof mi preferida es ésta:

Hypnôse Drama Waterproof

Lanc_ocirc_me_Hypn_ocirc_se_Drama_Waterproof_Full_Impact_Volume_Mascara___01_Excessive_Black_6g_1373618946_main

Tiene un cepillo curvado y una disposición de la cerdas que es lo que hacen diferente a esta máscara de las demás.

El único problema es su precio. 31€ según la página oficial, aunque yo aprovecho mis viajes a Andorra para comprar un par de unidades ya que allí las encuentro por unos 20 euros.

Todas sabéis que la duración óptima de la máscara de pestañas es de 3 meses si la usas todos los días. A partir de ese tiempo se gasta, se seca y ya no quedan igual los ojos.

Y aquí van los dos trucos para alargar la duración:

El primer truco es calentar un poco la máscara antes de su aplicación. Puedes hacerlo de varias maneras, pero hay dos muy sencillas:

Una, sumergiendo el cuerpo del envase de la máscara en un vaso de agua caliente. Ojo, sumergir sólo la parte donde está la máscara, sin que le entre agua dentro. Y que el agua sea caliente del grifo, no agua hirviendo!!!!

17 (6)

Dos, ponerte unos minutos la máscara bajo el brazo como si fuera un termómetro. Así le transmites tu temperatura corporal de 37 grados y la ‘pasta negra’ se hace más fluida y más fácil su aplicación.

Y cuando ya no queda nada o casi nada de la máscara, y no tenemos dinero para comprar otra, pues hay que apañarse con el segundo truco que me lo inspiró una de mis amigas que es una especialista en sacar rentabilidad hasta debajo de las piedras..

Compra una máscara barata que se ajuste a tus gustos. Yo compro una de Rimmel London también waterproof en Mercadona.

rimmel-scandal-eyes-waterproof-mascara-black-B218P_SP724_89_27V5F

Abre ambos envases y empieza por introducir el cepillo de Lancome en el envase de la máscara económica para extraer un poco de producto y que se impregne por todo el cepillo. Cierra ambos envases y calienta un poco la de Lancome para que se mezcle bien la máscara. Ya está lista para usarla unos cuantos días más con la cantidad que hemos añadido y el resultado es bastante similar al original. Cuando veamos que se vuelve a terminar el producto, pues volver a rellenarlo de la misma manera.

Así conseguirás efectos parecidos y que no tengas que gastar 30 euros cada 3 meses.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s