De cabronas y otros piropos.

Hace algún tiempo me contaron que mis ‘enemigos’ me denominan la “cabrona”. Y además tengo la suerte de tener ‘enemigos’ tanto en el apartado profesional como en el de las relaciones de amistad y todos ellos usan la misma palabra. Y mira por donde he descubierto que tienen razón. Gracias a mi amiga Vicky, que…