Yo necesito tres o cuatro vidas más….

Ayer estaba haciendo un poquito de deporte con mi amiga Begoña cuando me llegó la inspiración para el post “reflexivo” de los viernes, y vino de la mano de una frase de esas que me salen de un rincón del cerebro y que no he pensado antes. Sin comerlo ni beberlo le dije “Es una putada que vivamos sólo una vez. Yo tengo fuerza y ganas para vivir tres o cuatro vidas más”.

Y me quedé con eso dando vueltas en mi cabeza, y no sé si serán tres o cuatro, o quizá media docena, pero lo cierto es que cuando me muera (que espero que sea dentro de muchos años) me habré dejado muchas cosas por hacer pero es que necesitaría vidas enteras para poder hacerlas.

Y lo cierto es que estoy sumamente satisfecha, feliz y contenta con mi vida. Tengo un trabajo que me gusta, una familia que adoro y en la que todos están sanos y felices, unos amigos inmejorables y unas adicciones de lo más saludables. Me encuentro físicamente en el mejor momento de mi vida y me desborda el positivismo y el buen humor la mayor parte de los días. Por supuesto que tengo problemas, como todo el mundo, que tengo días de bajón y días en los que no me levantaría de la cama, días en los que estoy de un humor de perros y que lo pago con todo el que se acerca a mí, pero hago esfuerzos para que sean los menos posibles, estando convencida de que perpetuarme en el mal humor o en la tristeza no me lleva a ninguna parte.

Pero hay veces que quiero más. Por ejemplo, quiero una vida para estudiar medicina y ejercer de médico. De hecho creo que hubiera sido una buena médico. No sé en qué especialidad, pero soy adicta a los términos y tecnologías médicas. Posiblemente traumatólogo… uhmmmm, o medicina estética que ganaría mucho dinero y me ahorraría una pasta gansa por otro lado. Y me aseguraría de probar lo último en las novedades mundiales y poder compartirlo con todos vosotros.

155012278 147206884

Y quiero otra vida entera para estudiar 3 o 4 idiomas y viajar por todo el mundo. Conocer mucha gente y conocer muchos sitios. Que los organismos internacionales se rifen mis servicios, y poder vivir en los 5 continentes. Esta vida le encantaría a mi padre, que tendría las excusas perfectas para viajar y venir a visitarme allá donde me encontrara. Mi padre es una de esas personas a las que les encanta vivir y vivir siempre de buen humor. Tiene 71 años pero está igual de joven que cuando tenía 30. O incluso más joven ahora. Espero que esta cualidad sea genética y yo la haya heredado. Ya que he heredado de él esta horrible nariz que tengo, podrá haber ido en el pack hereditario también sus ganas de vivir y de viajar.

153127924

Y quiero otra vida para estudiar en una universidad americana y vivir en Estados Unidos. ¿De qué? Me da igual mientras pueda vivir en Manhattan. Y casarme con Big como corresponde a Carrie. Creo que es mi lugar del mundo preferido. Tengo muchos otros para visitar periódicamente pero para establecerme de forma permanente creo que sí, que Manhattan está hecho para mí. O mejor dicho que yo estoy hecha para Manhattan. No me asustan las grandes ciudades si son tan acogedoras como Nueva York. No me asustan las distancias ni siquiera las incomodidades que puede tener vivir en la capital de mundo. Sería una de mis vidas preferidas, estoy segura.

158727734 05Sexo-en-Nueva-York

Y quiero otra vida para no tener que trabajar, para aprender música (soy sorda musicalmente hablando), para pintar (de niña gané algún que otro concurso), incluso para aprender a coser!!!!! Quisiera también tener tiempo para aprender a cocinar (pero que luego me limpien después), para prepararme para correr un maratón, para aprender a navegar, para hacer kite-surf o para esquiar por medio mundo.

Es posible que esté viviendo la crisis del 50%, de haber consumido ya la mitad de mi tiempo…pero ello no me entristece, ni me deprime, sino que me motiva para seguir adelante en las mejores condiciones.

Todo estos son sueños, porque soy muy consciente que la vida que tengo es la única que tengo. Así que procuraré cumplir mis sueños en la medida de lo posible para que, cuando se termine, pueda decir “no me ha quedado casi nada por hacer”. Recordad que lo mejor de los sueños es que cualquier día de esos se pueden hacer realidad si te lo propones.

Y tú ¿con qué vidas adicionales sueñas?

Feliz fin de semana, guapuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s