Yo necesito tres o cuatro vidas más….

Ayer estaba haciendo un poquito de deporte con mi amiga Begoña cuando me llegó la inspiración para el post “reflexivo” de los viernes, y vino de la mano de una frase de esas que me salen de un rincón del cerebro y que no he pensado antes. Sin comerlo ni beberlo le dije “Es una…