My outfit is not an invitation

Hoy he leído un reportaje en El País sobre los movimientos que se están llevando a cabo en algunos países, sobre todo de Asia, para evitar las continuas violaciones o acosos sexuales que sufren de forma permanente las mujeres y que muchos intentan justificar aduciendo a una vestimenta “excesivamente provocativa”. Y obviamente ha sido un…