¿Quieres sentirte como una estrella?

El otro día me dio el punto. Me volví un poco loca, pero de repente me quise poner en la piel de una estrella. Y el causante de esta sensación no es otro que un vestido de pailletes digno de la alfombra roja. ¿Qué mujer no se ha imaginado alguna vez vestida íntegramente de destellos?…