Verde que te quiero verde.

Viva el color del verano, y viva porque he recordado que tengo una camisa-kaftán de hace un par de años (o 3 por lo menos) que he recuperado del olvido. Fresquita, cómoda y versátil. Con vaqueros como hoy o con pantalón negro para la noche. Complementos dorados que ya me habéis visto en otras ocasiones…