El mejor truco de belleza, la protección solar.

Esta es una entrada clásica en todos mis blogs, pero no me cansaré de decirlo. No hay mejor consejo de belleza que una protección solar. Sobre todo si estamos hablando del rostro.
Desde luego que la genética y la calidad de la piel es algo que influye mucho para tener un rostro joven, pero la protección solar total es algo básico cuando has pasado de los 30 (o de los 40, como es mi caso).

Desde hace unos ocho años me he declarado “confesa talibana” de las pantallas totales para el rostro, desde que me hice un tratamiento “amelán” para eliminar las antiestéticas manchas que poblaban toda mi cara. Quedé tan satisfecha del resultado y estaba tan acomplejada por mis manchas que juré que no me volverían a salir, al más puro estilo Escarlata O’Hara. 

Así que desde noviembre de 2004 nunca, repito, nunca jamás he salido de casa ni en invierno ni en verano sin mi pantalla total por toda la cara.

Durante todos estos años he tenido ocasión de experimentar con muchos productos tanto cosméticos como de farmacia, hasta dar con los que son mis favoritos. Yo tengo la piel grasa, y eso hace que tenga que tener especial cuidado al elegir las cremas protectoras, pues algunas de ellas me hacen brillar más que las pantallas de Times Square.

Y estas son las que ocupan en TOP THREE de mis elegidas:

1.-  Prep+Prime Face Protect SPF 50 de MAC. Algo menos de 30 euros. En el Corte Inglés.
Esta es la que uso para maquillarme, porque no sólo aporta protección sino que acondiciona la piel para el maquillaje y lo mantiene inalterable durante horas.
Creo que debo llevar compradas unas 20 unidades por lo menos. Cada bote que es de 30ml me dura aproximadamente dos meses, y eso que lo utilizo casi todos los días.



2.- Heliocare SPF 90 en GEL. Sobre los 18 euros, bote de 90 ml. De venta en farmacias y en la parafarmacia de El Corte Inglés. Esta crema es perfecta para la playa, por su formato, su textura fresca y su protección más elevada. Lo descubrí en una recomendación del blog de Vicky Martín Berrocal y desde entonces es un básico también en mi baño.

3.- DIAMOND WHITE SPF 50 PA+++ OIL-FREE BRILLIANT PROTECTION. Este es mi último descubrimiento que me he autoregalado para Navidad. Es una crema divina, que no sólo protege de las manchas por exposición solar sino que además tiene un complejo despigmentante que aclara las que ya existen. Es una crema con un ligero color beige, que deja la piel perfecta. Tanto que no es necesario ni siquiera ponerse maquillaje.

Sólo tiene una pega. El precio que es de 60 euros para 30ml. Pero el capricho merece la pena.

Con estos tres productos es más que suficiente para mí. De hecho simplemente con los dos primeros es más que suficiente. Y sobre tratamientos médico-estéticos algo más “invasivos”, además del amelán que me hice hace ocho años, este invierno lo he estrenado con una sesión de IPL (luz pulsada intensa) para el rostro. He quedado tan contenta que creo que repetiré una sesión cada año!!!!. Este es el resultado después de 10 días… y hoy todavía mejor!!!!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s